Casas para el cambio

Casas para el cambio. Proyecto con una mención en los premios de la Bienal Iberoamericana del Diseño.  
Diseño: JT

Proyecto de arquitectura efímera habitacional modular para refugiados o para aquellas situaciones en las que sea necesario proveer a un colectivo social de viviendas temporales, generando un nuevo espacio urbano que dote a las personas de las instalaciones básicas de refugio y salud. El proyecto no solo pretende dignificar el hábitat en situaciones emergencia, sino también fomentar  el desarrollo social. En su espíritu está el cumplir los requisitos del diseño y la comunidad sostenible: recicla y recupera materiales, elementos estándares, es desmontable y trasnportable, enlazando lo económico, lo social y lo ambiental.




























































Sistema modular

El sistema modular para la formación de viviendas está basado en partes de dimensiones proporcionales y con una función determinada para cada módulo. El conjunto de módulos permite múltiples combinaciones, pudiéndose permutar unos por otros según las necesidades.

Las fachadas de entrada o con vanos pueden personalizarse según las condiciones climáticas y la localización geográfica en las que se instalen las casas. Se pretende con esto responder adecuadamente a las condiciones del contexto geográfico y tambiel culturallkñ.

El conjunto de módulos permite crear viviendas con diferentes dotaciones de instalacones y espacios de uso. Pueden instalarse en zonas urbanas que hayan sufrido conflictos bélicos o catastrofes naturales, pero que dispongan aún de acantarillado y suministros, o bien en zonas sin estas dotaciones.

Las viviendas están conformadas por paneles modulares sostenidos por una exoestructura de acero tubular basada en sistemas de andamiaje normalizado internacional. El conjunto es resistente estructuralmente y se eleva del terreno para evitar el contacto de las casas con el suelo o el agua. También se protegen del clima con lonas de protección de fachadas colocadas verticual u horizontalmente.


Espacio urbano

Las viviendas pueden organizarse en pequeñas urbanizaciones que configuran patios o plazas donde los niños pueden jugar protegidos. También pueden crearse modulaciones con interiores diáfanos para uso como almacenes o para ser utilizadas como escuelas o centros de atención médica.

Estas urbanizaciones se realizan conectando extensiones de las estructuras tubulares de las viviendas, formando pasarelas que también pueden protegerse con lonas, al igual que las casas, para protegerse del sol y la lluvia. Estos pequeños barrios pretenden crear un contexto urbano y social cohesionado, huyendo de la dispersión y el aislamiento.

Las urbanizaciones pueden crecer de manera previamente planificada o bien de forma orgánica, según las necesidades de sus ocupantes, por ejemplo creando áreas de cercanía familiar. El resultado constituye un núcleo social y urbano  que pretende minimizar el efecto de desarraigo, estableciendo un soporte para el desarrollo.


Sistema y sostenibilidad

Las unidades modulares son completamente reutilizables, reciclables y desmontables, ocupando poco espacio para su transporte. Su construcción se basa en el uso del sistema estándar internacional para la construcción de andamios. Este material podría suministrarse desde cualquier país a partir de donaciones, para luego ser ensamblados in-situ. El material puede proceder de los excedentes de la construcción que se encuentran almacenados sin uso.

Los cerramientos y divisiones interiores de las viviendas están construidos con paneles de madera-cemento, con un alma de material aislante de origen reciclado o sostenible, como la lana o el corcho. El conjunto forma un panel sandwich de doble capa, con medidas estandarizadas y con llaves para un ensamblaje atornillado.